vidente

Desarrollar videncia

Cada ser humano cuenta con un conjunto de capacidades que puede usar durante su vida y que, empleándolas correctamente, pueden ser de mucha utilidad en varios momentos y situaciones. Algunas personas presentan capacidades que pueden estar relacionadas con el mundo oculto del universo y las energías que se extienden por todo el espacio, es por eso que algunos buscan la manera de desarrollar la videncia y ver si forma parte de ellos.

Cómo saber si eres vidente

Para descubrir si entre tus habilidades se encuentra la videncia, primero es necesario determinar qué es esta capacidad de la que muchos hablan y que hace que varios señalen a los que dicen poseerla como personas con don especial. La videncia se podría definir como una destreza que permite la percepción y visión de aspectos que permanecen ocultos y que solo se pueden observar a través de métodos que superan los sentidos.

Con la videncia es posible determinar muchos problemas y también encontrar la forma de darles la vuelta y evitar que sus consecuencias sean negativas y perjudiquen los proyectos, metas y el día a día de alguien. Debe ser por todas esas ventajas que hay algunas personas que se preguntan cómo abrir el tercer ojo y cómo sacar poderes ocultos, los cuales pueden variar de individuo a individuo.

Entonces, ¿cómo saber si eres vidente? Lo principal que debes hacer es echar un vistazo a tu pasado y pensar en aquellos momentos en los que se te ha venido a la mente ese cuestionamiento después de algún evento en particular sobre el cual has tenido un pensamiento premonitorio, ya que ese es uno de los aspectos que señalan o dan indicios de tu posible trabajo en este ámbito tan peculiar.

La premonición o precognición es algo que forma parte de los clarividentes debido al hecho de que una de sus habilidades está relacionada con la predicción del futuro, y cuando estos sucesos se repiten con frecuencia o con más intensidad cada vez, debes estar atento, porque no siempre es algo común en las personas y no siempre se van a presentar, porque de ser así muchos evitaran problemas innecesarios.

Otro aspecto que también se relaciona con esto de desarrollar poderes de adivinación está relacionado con tu sensibilidad ante eventos y emociones, pues un verdadero vidente está más que preparado para identificar estos sentimientos y ver cosas que nadie más puede notar.

Un buen clarividente que se decide a practicar la videncia de forma real y con el objetivo de prestar un servicio que genere buenos resultados, es consciente de que sus clientes no son una fuente de ingresos y nada más, sabrá que son personas que merecen respeto y calidad, por lo que su disposición para ayudar y ofrecer opciones queda más que clara al hablar con ellos.

De igual manera, tus inclinaciones y las cosas que te llaman la atención pueden darte una pista, porque si has estado interesado en este ámbito y sientes que existe la posibilidad de que tú también pertenezcas a él, entonces esa también puede ser una señal que te indique algo en particular.

Para que estés más seguro puedes consultarme y con mi habilidad y tus preguntas podemos encontrar las respuestas a estos cuestionamientos que te haces con frecuencia. Solo tienes que llamar y te atenderé de forma personal y con la calidad que esperas.

desarrollar videncia

Diferencias entre médium y bruja

Cuando entras en el ámbito de la videncia, es común que surjan preguntas, ya que es un mundo que resulta complicado a la primera y que tiene varias ramas y particularidades. Una de las dudas que pueden presentarse tiene que ver con los trabajos que se realizan y los nombres que se usan en el área, es decir, qué hace cada uno y en qué se diferencian; como lo es la duda entre los médiums y los brujos.

Las diferencias entre una médium y una bruja se notan en el trabajo de estas y las características de cada una, ya que una médium se encarga de comunicar el mundo visible, tradicional y tangible con aquél mundo que se oculta de los sentidos más conocidos y que trata de las energías cuya fuerza es capaz de generar e influenciar los resultados de algo.

Los médiums comunican los mensajes de ese mundo y los transmiten a las personas que se encuentran el mundo físico tradicional. Los brujos, por su parte, son personas que realizan actos de magia empleando diversos elementos, con frecuencia plantas y hierbas que mezclan, asegurando que con ellos se pueden lograr un determinado objetivo.

Ejercicios para desarrollar tu videncia

Activar la clarividencia es algo que muchas personas buscan y para ello existen determinadas prácticas que los pueden ayudar a conseguir desarrollar esa capacidad tan conocida por su característica de adivinar el futuro y por el hacer que lo que no se ve a primera vista, aparezca de manera más evidente.

Lo primero es leer sobre el tema. Conocer sobre la historia, las ramas, los datos importantes, las mancias al estudiar, por ejemplo, cómo preparar una bola de cristal, y tener claro cómo es que funciona todo esto, ya que te servirá para saber en dónde te estás metiendo y tener un poco más de idea sobre las cosas que caracterizan a la clarividencia.

Otro punto es analizar las premoniciones que has tenido y concentrarte cuando percibas algo, estudiar si se da, qué es lo que sientes y cómo ha sido el resultado final comparado con lo que te vino a la mente. Todo esto te ayudará a comprender si ha sido una casualidad y también te servirá para evaluar tu nivel de precisión.

La videncia es un mundo nuevo para quien no lo conoce y todos sus aspectos se pueden estudiar para adentrarse en aquello que traspasa la realidad y lo común.

Para más información y para aclarar las dudas que tienes en tu vida respecto a distintas situaciones, no dudes en llamarme. Estableceremos una sesión de calidad que se centre en ti y en las cosas que te has estado preguntando todo este tiempo.

Llama ahora